Social selling: conectados es la nueva forma de vender

Hace tanto solo una década, quién iba a imaginar que las redes sociales abrirían un amplio espectro de mercado para compradores de distintos gustos, estilos y preferencias; que se pueden conectar desde diferentes usos horarios, y en el mismo momento para adquirir algún producto o servicio que satisfaga sus necesidades.

Pareciera que el definir el lugar dónde hay mayor flujo de personas para abrir el punto de venta, ya no es un factor determinante a la hora de establecer un negocio; sobre todo cuando revisamos el comportamiento de los nuevos consumidores, en el fácilmente podemos constatar que los clientes pasan mucho tiempo expuestos a las redes sociales.

Veamos algunos datos: un estudio de Forrester Research indica que la generación Millennial está muy pendiente de las redes sociales y la tecnología móvil, y que al menos invierten 25 horas por semana en utilizarlas. Cambridge University Press realizó una investigación en España, en la que se evidenció que esta misma generación usa redes como Whatsapp con un 95% de preferencia, seguida de Facebook con 65% y YouTube 44%.

Estos datos antes mencionados demuestran que hay una revolución en la conducta de consumo de las personas, la cual está orientada al consumo digital.

Precisamente el “social selling” es el proceso de utilizar las redes sociales, ya sea para encontrar o interactuar con clientes potenciales, lo que después nos permita concretar una venta.  Para lograr un “social selling” efectivo, es vital una estrategia en la que conozcamos bien a nuestra “buyer persona” y logremos empatizar con el cliente.

El Social selling permite conseguir clientes potenciales, mediante tácticas como: concursos y promociones en los que se logra obtener registro de los participantes; además, del desarrollo de contenidos de valor como lo son webinars o seminarios web, donde se puede interactuar con las personas y se conocen más.

Es muy importante recordar que el principio de las redes sociales es precisamente construir relaciones, por lo cual, para mantener una buena relación con el cliente potencial, la interacción en nuestra red debe ser natural y no ser percibida como una respuesta robotizada.

Por supuesto que escuchar a los usuarios es la forma más efectiva de obtener información eficaz para potenciar el “social selling”, al obtener la percepción de nuestros consumidores podemos tener mayor claridad de sus necesidades y sus gustos para así ofrecerles lo el producto o servicios que están esperando.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email