Internet y redes sociales

Las RRSS y el internet nunca olvidan… comuniquemos oportuna e inteligentemente

En un minuto, las emociones nos pueden jugar una mala pasada y comunicamos algo que quizá, en ese momento, se generó por una necesidad; sin embargo, a un corto, mediano y hasta largo plazo nos puede provocar un conflicto importante para la reputación nuestra o la de una compañía.

Cada día, tenemos a nuestro alcance las redes sociales y el internet, en alguna de estas herramientas plasmamos opiniones y comentarios acerca de la actualidad: personal, nacional o incluso internacional. Por supuesto que nos puede servir de catarsis escribir y hacer público nuestro estado de ánimo, nuestra molestia, alegría o denuncia, pero ¿se ha puesto a pensar si eso que escribió puede llegar a perjudicarle en algún momento de su vida?

Puede ser que ahora que me lee se esté preguntando si lo hizo, y muy posiblemente no lo recuerde y hasta lo haya olvidado del todo. Si embargo, hay “alguien” que no lo olvidará jamás, y es el internet y las redes sociales o lo que en comunicación llamamos la huella digital, que tarde que temprano puede sacar esos “trapos sucios” y complicarnos la vida personal o profesional.

Redes sociales

Hace unos años, un político nacional hizo una publicación en su red social personal criticando la forma de una persona de hacer su trabajo, usando palabras denigrantes y ofensivas, lo cual le generó una crisis. El peor problema que tuvo fue cuando años más  tarde,  esa misma persona se vio  involucrada en otro escándalo, su huella digital sobresalió y lo catalogaron como una persona violenta y amenazante por sus antecedentes. Algún “amigo” de su red social había hecho captura de ese comentario y la crisis llegó incluso a medios de circulación nacional.

En el pasado, una persona publicó su disgusto en contra de una empresa. Años después esa misma persona quería obtener un empleo en esa compañía, pero esa huella digital que les menciono no olvidó, sacó a relucir esa publicación hecha quizá con molestia, obteniendo como consecuencias la no contratación en ese puesto anhelado.

Huella digital

La huella digital es eso, es lo que publicamos en nuestras RRSS hoy y que años más tarde alguien saca a la luz y que nos podría afectar. Claramente existe la libertad de expresión, pero siempre, antes de publicar un comentario, una foto o un video, debemos de hacer conciencia de si podría representar una afectación en el futuro.

Somos responsables de lo que escribimos desde nuestros teléfonos celulares o desde nuestras computadoras, y aunque sean nuestras redes sociales personales, es información que una vez plasmada en ellas se hace pública, y que no hay forma de erradicarlo del consciente colectivo por más intentos de eliminarlo.

Cada publicación hagámosla con una programación adecuada, con razonamiento y de manera inteligente y oportuna. Si estamos muy felices o molestos es mejor tener los ánimos en equilibrio antes de cometer errores, más cuando se es un personaje público, de la política u ostentamos un cargo importante en una compañía.