Bots

La teoría del internet muerto: habrá más bots que humanos en la web

  • Según estimaciones, estos perfiles automatizados ya representan el 47% de todo el contenido de internet.
  • El paso de doble corroboración de datos, tanto de comunicadores como usuarios de la red, es más necesario que nunca.

La teoría del internet muerto o del internet vacío nos hace recordar grandes clásicos del cine como Yo Robot, Ex Machina, The Machine, Terminator o M3GAN; películas que nos narran un posible final apocalíptico donde la inteligencia artificial toma control sobre la humanidad y se convierten en nuestro amo y señor.

Pues bien, la teoría del internet muerto explica que, en unos cuantos años, los bots, las noticias falsas y la inteligencia artificial generativa ocuparán la mayoría del espacio en la web y los perfiles de seres humanos reales seremos la minoría. Repito, puede sonar a ciencia ficción, pero es algo que ya está ocurriendo y para entender el peligro que representa para nuestro sano y fidedigno derecho al acceso de la información, es necesario resolver cuatro preguntas puntuales.

Internet y noticias falsas

La primera de ellas es ¿por qué se popularizó esta teoría? Se tiene registro de que alguien habló por primera vez de este tema en la web en enero del 2021, cuando el blog Agora Road’s Macintosh Café publicó un artículo llamado “La teoría muerta de Internet: la mayor parte de Internet está mal”, aquí se hablaba del peligro que representaban los perfiles falsos para una sana distribución de información y la propagación de las noticias falsas. Pero esto se viralizó gracias a un artículo del periódico estadounidense The Atlantic. Después de esto, han venido múltiples publicaciones al respecto. Es así como en el 2023, Imperva en su informe anual de Bad Bot Report, expone que los bots ya representan el 47% de todo el tráfico de internet.

Esto nos dirige a la siguiente pregunta ¿qué son los bots? Según la Escuela de Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica (ECCC-UCR), la principal característica de un bot consiste en ser un perfil automatizado; es decir, no hay personas detrás del usuario. Además, son un tipo de usuario que corresponde a un algoritmo generado para intervenir en distintos espacios mediáticos. Por ejemplo, diferentes organizaciones los crean para funcionar como una caja de resonancia que potencia algún un tema de interés social que se quiere colocar dentro de la opinión pública, ya sea publicando datos o información de interés público o, peor aún, diseminando información falsa con tal de llamar la atención del público.

Sí, esto suena terrible, pero puede ser peor. Hoy la generación de estos bots que funcionan como spam es una táctica muy utilizada por agrupaciones políticas. En algunas ocasiones, son fáciles de identificar por tener publicaciones recientes, pocas amistades y porque utilizan un lenguaje un poco diferente, pero el verdadero peligro viene cuando la inteligencia artificial generativa se involucra.

La inteligencia artificial generativa es una rama de la IA que se encarga de producir contenido original a partir de datos existentes. Por ejemplo, Chat GPT es una IA generativa, ya que se le hacen consultas y, a partir de su conocimiento previo, nos da una respuesta original y adaptada a nuestras necesidades. Las organizaciones con poder económico son capaces de crear bots con inteligencia artificial generativa y es aquí donde el peligro aumenta, ya que con Chat GPT nosotros vamos a él, pero estos bots vienen hacia nosotros. Incluso, debido al alto porcentaje que representan en estos bots en la web, es posible que ya hayamos interactuado al menos una vez con ellos y no nos dimos cuenta, esto por su capacidad de adaptación y generación de contenido original. Además, estos bots tiene la capacidad de crear más perfiles de este tipo, lo que aumenta la probabilidad de consumir contenido en donde ningún ser humano ha participado de su creación.

Esto nos permite resolver las últimas dos consultas ¿dónde podemos encontrarlos y cómo podemos combatirlos? La ECCC-UCR asegura que los espacios donde podemos toparnos con bots van desde las redes sociales comunes como Facebook, Instagram, X, entre otras, hasta periódicos en línea, donde normalmente, estarán en espacios de opinión. Se debe entender que la misión principal de los bots es polarizar las opiniones en internet o redes sociales en general, crear discordia y emitir criterios con poco respaldo de fuentes serias y que se puedan comprobar, por lo tanto, si tenemos estos claro, es más fácil enfrentarlos.

Noticias falsas en redes sociales

En todas las escuelas de periodismo del mundo, nos enseñan que antes de creer o publicar cualquier información, ya sea que la obtengamos de redes o de manera personal, siempre se debe hacer el ejercicio de doble corroboración. Esta herramienta es más valiosa que nunca tanto para comunicadores como para usuarios de la web. Cada vez que veamos contenido en internet, antes de creerlo por completo o compartirlo, debemos hacer el ejercicio de doble corroboración, es probable que nos tome más tiempo para llegar a la realidad de los hechos, pero esta práctica reduce el peligro de consumir información falsa y caer en provocaciones o incitaciones de perfiles maliciosos.