Storytelling

El storytelling empresarial y la magia de las narrativas que emocionan y conectan

Había una vez, un reino no tan lejano llamado “Mundo Empresarial”, donde las cifras y los gráficos eran los monarcas indiscutibles, y en el que existía un pequeño pueblo llamado “Creatividad” que luchaba por destacar entre los otros pueblos colindantes llamados “información”. Sus habitantes, los narradores, se dedicaban a tejer historias que daban vida y alma a los números fríos y a los informes secos. Así nació el arte del storytelling empresarial, una magia poderosa capaz de transformar simples datos en experiencias que conectan y emocionan.

Para no desviarnos del tema que nos convoca, imaginá a tu empresa como el héroe de un cuento épico. Este héroe no es solo una entidad sin rostro; es un ser vivo, lleno de sueños, visión, valores y aspiraciones; enfrentando desafíos en un mundo competitivo. La gran pregunta acá es ¿qué necesita mi héroe para brillar? Claramente necesita contarle al público su propósito, eso que lo hace única.

Un ejemplo claro es la marca deportiva Nike, que es un maestro en el arte del storytelling empresarial. Su famosa campaña “Just Do It” no solo presenta productos, sino que cuenta historias de atletas superando obstáculos personales y profesionales. Esta narrativa ha convertido a Nike en una marca que simboliza la perseverancia y la excelencia deportiva.

El aliado anónimo

Héroe

En otra aldea, vive un personaje fundamental en esta historia: el cliente. Es alguien que inicialmente no conoce al héroe del cuento, pero que, a través de una serie de eventos y encuentros -estrategia de comunicación-, se convierte en un fiel aliado. Claro, esta relación no se construye de la noche a la mañana; es un viaje lleno de descubrimientos y momentos de conocer al cliente.

Como lo realizado por Airbnb que ha transformado el viaje del cliente en una narrativa. Su campaña Belong Anywhere utiliza historias reales de anfitriones y huéspedes para mostrar cómo las experiencias compartidas pueden transformar vidas. Los relatos personales y auténticos crean una conexión emocional profunda con la audiencia.

Batallas y logros para contar una historia que inspira

Toda buena historia tiene momentos de tensión y de triunfo. Las batallas que enfrenta tu empresa pueden ser internas, como la lucha por mantener una cultura organizacional saludable, o externas, como superar una crisis reputacional. A estos gigantes se les vence con la espada de la sinceridad, es decir contándole a la audiencia lo que sucede y qué hacemos para solventarla. No hay que temer mostrar cierta vulnerabilidad; los héroes perfectos no existen, y es precisamente en sus fallos y redenciones donde se encuentra la mayor inspiración.

Johnson & Johnson enfrentó una de las crisis reputacionales más serias en 1982, cuando varias personas murieron tras consumir Tylenol contaminado con cianuro. La empresa tomó medidas rápidas y decisivas, retirando 31 millones de botellas de Tylenol del mercado y lanzando una campaña masiva para restaurar la confianza del público. Esta historia de transparencia, responsabilidad y acción rápida no solo salvó a la marca, sino que también estableció nuevos estándares de seguridad en la industria, convirtiendo a Johnson & Johnson en un ejemplo de manejo de crisis y recuperación de la confianza.

La magia de las emociones, el poder más fuerte del mundo

Las palabras son hechizos que pueden transportar a las personas a otros mundos, hacerles sentir emociones intensas y dejar una marca indeleble en su memoria. Con metáforas, símiles y descripciones vívidas podemos darles color a los relatos, llevando no solo una simple información, sino también hacemos que el público lo vea, lo sienta y lo viva.

Coca-Cola es un genio utilizado el storytelling para generar conexiones emocionales a lo largo de los años. Un ejemplo notable son sus campañas de navidad, a través de historias entrañables que evocan el espíritu festivo y la unión familiar. Estas historias, centradas en la figura de Santa Claus, los osos polares y momentos de compartir una Coca-Cola con seres queridos, han creado una imagen de marca cálida y cercana, resonando profundamente en sus consumidores y convirtiéndose en una tradición navideña.

Emociones

El Fin del Principio

Y así, en el reino de “Mundo Empresarial”, la pequeña aldea de “Creatividad” comenzó a florecer, recordando a todos que detrás de cada dato hay una historia que incide al público, y que cada empresa, por más grande o pequeña que sea, tiene el potencial de convertirse en el héroe de un cuento épico.

En el arte del storytelling empresarial, cada página escrita, cada historia contada, es el fin de un capítulo y el inicio de otro. Al tejer narrativas que conectan y emocionan, no solo construimos una marca; creamos un legado.

Y como en toda buena historia se necesita un beso de amor, por eso les dejo este -muuuuuuak-. Y colorín colorado, este blog no ha terminado, apenas está comenzando.