8M. Día Internacional de la Mujer

8M: las voces que deben resonar desde la comunicación

En el marco de la conmemoración del 8M, Día Internacional de la Mujer, es indiscutible la responsabilidad que recae sobre todas aquellas mujeres que hemos tenido la oportunidad de crecer y surgir en la industria de las Relaciones Públicas, de aportar e incidir en una conversación que promueva una sociedad más justa y equilibrada.

Esta industria se caracteriza por una alta participación femenina. Según un informe de The Holmes Report, en el ámbito global, 72% de los profesionales en comunicación son mujeres, realidad congruente con el contexto de Costa Rica; de acuerdo con el estudio El ejercicio de las relaciones públicas y la comunicación estratégica en Costa Rica”, en la en la UCR, del 2018 al 2022 se graduaron 96 personas de las cuales 77 son mujeres (80,2%). Para ese mismo período se graduaron 457 personas de la Universidad Latina de Costa Rica de las cuales 373 son mujeres (81,6%).

Desde nuestra profesión tenemos la maravillosa oportunidad de generar estrategias y proyectos que se alejen de patrones, estereotipos y comportamiento arraigados a nuestras raíces, así como de asesorar a nuestros clientes en un ejercicio genuino de lo que representa trabajar por la inclusión real.

Vemos con tristeza y enojo marcas que por montarse en la ola del 8M desvirtúan una comunicación con una perspectiva real de género, con el consecuente impacto en la percepción de sus audiencias, ya que esos oportunismos son fácilmente detectados por una población cada vez más consciente y comprometida con las luchas legítimas.

Nuestro rol asesor en una deconstrucción real de las marcas para asumir un activismo serio pasa por una profunda reflexión, una sensibilización honesta de los liderazgos, compartida por todos los sectores de la organización y un consecuente proyecto corporativo cuyo propósito, gestión diaria y manejo de discurso deben ser congruentes con esta visión.

Ilustración de mujeres

Si una marca o empresa no está lista para esta decisión, la mejor recomendación es no forzar una comunicación basada en humo y guardar un respetuoso silencio este 8M, no se puede apropiar con frivolidad y desconocimiento una fecha solo con el fin comercial de “quedar bien” con la sociedad. El fenómeno “purplewashing”  ya es una práctica mercadológica reconocida y puede impactar de manera nefasta la reputación de la empresa frente a sus partes interesadas.

Nuestra profesión nos confronta con la enorme responsabilidad de leer nuestro contexto y ofrecer una opinión asesora crítica, anticipada a los posibles efectos negativos de una acción ilegítima, irrespetuosa y poco contundente, con el único afán de aprovechar el momento para “conectar”.

En Agencia Interamericana tenemos el privilegio de haber asesorado y contar en nuestro portafolio de clientes con marcas y empresas que han decidido dar un paso legítimo y honesto en la promoción de una igualdad real, entidades financieras que ofrecen oportunidades para que el sector femenino tenga acceso a fuentes de financiamiento para desarrollar sus proyectos personales y profesionales, empresas que desde sus prácticas empleadoras han impulsado el crecimiento de sus colaboradoras y la equidad en sus puestos, organizaciones que a partir de su gestión y de acciones sistemáticas quieren crear en su grupo de colaboradores individuos sensibilizados e informados para generar cambios en sus diferentes espacios de interacción.

Que este 8M desde nuestra trinchera personal, profesional y social podamos capitalizar las fortalezas y oportunidades que nos brinda diariamente nuestra profesión y nuestra industria de la comunicación, para ser ejemplo, para honrar a las que nos antecedieron abriendo camino y para disminuir las brechas que aún tenemos el reto de disminuir o erradicar.