LA RESPONSABILIDAD SOCIAL ES PARTE DEL ADN DE LAS ORGANIZACIONES

Por Jason Garita
Gerente de Grupo
Agencia Interamericana de Comunicación

El concepto de responsabilidad social de una empresa se transformó desde que se acuñó a finales del siglo pasado. Hoy en día, la responsabilidad social está inserta dentro de los objetivos de las organizaciones y forma parte de la “conducta” que guía a todas las personas que son parte de ella.

En setiembre de 2015, los líderes mundiales que conforman las Naciones Unidas establecieron 17 objetivos de desarrollo sostenible que buscan erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos[i]. De estos propósitos, se desgranan diversas metas que se deben de cumplir en los próximos 15 años.

Si usted es un líder de una empresa, lo primero que debe de tomar en cuenta es que la responsabilidad social no es una persona o departamento que se encarga de hacer proyectos, sino, es una filosofía que debe formar parte de la vida diaria de la organización.

Cada empresa debe de establecer su nicho de trabajo, que, de una u otra forma debe, responder al core del negocio. No podemos imaginarnos una firma de abogados, encargándose de un comedor infantil, pero sí brindando apoyo legal a un segmento de población específico.

Por ello, acá le brindamos algunos consejos para iniciar su camino en la responsabilidad social:

  1. El trabajo empieza en casa: contar con colaboradores satisfechos, bien remunerados y con condiciones sociales y legales adecuadas, nos permite asegurar su compromiso con las iniciativas hacia la sociedad.
  2. Nuestros proveedores cumplen un papel fundamental y deben compartir la filosofía que establecemos como empresa. Un proveedor que irrespeta la Ley, que cuenta con colaboradores en condiciones laborales irregulares o contamina el ambiente, posiblemente no será un buen aliado para su compañía.
  3. Su compromiso con la sociedad no puede ser un adorno. Debe de existir un vínculo real entre las acciones y lo que piensa como organización.
  4. Busque expertos en la materia que le ayuden en el proceso de definir sus objetivos y metas. La improvisación le puede costar dinero y reputación a su marca.

Recuerde que el mejor retorno de invertir en responsabilidad social se lo brindará sus colaboradores, sus clientes y la sociedad en general al reconocerle su compromiso con el desarrollo.

[i] https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/objetivos-de-desarrollo-sostenible/