Querido 2019:  el ejercicio de trazar propósitos de año nuevo para la reputación de las marcas

Por Wendy Araya
Directora de Cuentas
Agencia Interamericana de Comunicación

Al iniciar el año nos invade una sensación de mejorar, de apostar por retos y de empezar proyectos que hemos rezagado durante el año que recién concluye.

Definir y escribir los propósitos de año nuevo nos acerca a un sano ejercicio de autoanálisis y reflexión sobre nuestras áreas de mejora y nos impulsa a redirigir el rumbo de nuestras vidas.

Este espíritu no debería ser ajeno a la realidad de las empresas, ya que podría convertirse en un excelente momento para generar espacios internos de pensamiento alrededor de su activo más valioso, su reputación, en los que surjan apuntes interesantes que complementen o reorienten objetivos trazados y puedan ser atendidos en el plan de negocios anual.

Para apoyar esta reflexión corporativa de arranque de año laboral, compartimos una guía de elementos que podrían considerarse, a la hora de apoyar la definición de propósitos de año nuevo para la reputación de las marcas:

  1. Mis stakeholders o partes interesadas:

 

  1. El engagement con mis partes interesadas:

 

  1. Mi cultura organizacional:

 

  1. Mi identidad visual:

 

  1. Los impulsores de mi reputación:

 

  1. Mi capital informativo:

 

  1. Mi presencia en la agenda mediática:

 

  1. Mi preparación en crisis:

 

  1. Mi talento interno o externo:

La construcción de la reputación empresarial es un esfuerzo sistemático y permanente, estas sesiones internas de inicio de año pueden sensibilizar a su staff gerencial y equipo colaborador acerca del rol fundamental que cada uno cumple en este ideal. ¡Que sea un año venturoso y próspero para la reputación de sus empresas!